Ayuno a Despertar 2009

on November 28, 2008

Una vez más este año el liderazgo de las Oficinas Internacionales invitan a la Iglesia de Dios de la Profecía en todo el mundo a unirse a nosotros al Ayuno a Despertar 2009 para dar inicio al Año Nuevo. Ha sido una gran fuerza en los últimos dos años para comenzar el Año Nuevo con 21 días de ayuno búsqueda de Dios por sus bendiciones sobre nuestros esfuerzos para responder a Su llamado y llevar adelante Su evangelio al mundo. Este año no puedo imaginar el inicio del año, sin una temporada de búsqueda y de hambre de Dios. La más pronunciada lección que hemos aprendido en los últimos dos años ha sido que Cristo es la cabeza de la iglesia y que no podemos hacer nada sin Él. Sorprendentemente las mas sencillas lecciones parecen ser las que regresan como nuevas revelaciones a lo largo del viaje. Así como nuestros cuerpos de carne son débiles templos para nuestra alma y el espíritu para usar, la iglesia aquí en la tierra es la frágil embarcación de Cristo para llenar y después cumplir Su voluntad en el mundo. No sé de una mejor manera de dar la bienvenida y llenar del poder de Cristo en la iglesia que a través de la oración y el ayuno. Por lo tanto, este mes de enero estamos esperando a otra maravillosa temporada de dejar a un lado nuestro deseo de alimentos, y de levantar en alto nuestro deseo de que Su voluntad sea hecha, y que su presencia conducen a nuestros ministerios en una nueva y fresca unción. El ayuno siempre ha sido un medio de presionar nuestra carne, y es una forma de crucifixión, y nos lleva a la búsqueda de la presencia de Cristo y Su poder. En una verdadera forma nos estamos uniendo a Cristo en Getsemaní diciendo, “…no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Con este entendimiento de que somos los vasos y Cristo es el tesoro que nos llena y nos faculta, podemos declarar que todos tenemos a Dios en nuestras áreas de alcance y ministerio. En el amplio plano permítanme describir tres valores básicos que consideramos en este tiempo de ayuno y la búsqueda de Dios en los primeros 21 días de 2009. La oración, la cosecha, y el desarrollo del liderazgo son los tres valores que Dios ha establecido en nuestros corazones en la mesa de los Presbíteros Generales Oración Tal vez podríamos pedir a Dios para levantar una poderosa hambre de oración y el toque personal de Dios en todo ámbito del ministerio. Hay tantos aspectos de la aplicación de este gran valor, avivamiento, renovación, despertar, llenar de poder, liderazgo, etc. Cosecha Tal vez podríamos orar para que Dios trabajará con nosotros, en nosotros, a través de nosotros y para ver donde está abriendo oportunidades para ministrar y para llevar nos a ministerios divinamente preparados. Una vez más, muchos objetivos para la cosecha podrían ser mencionado en la oración. Desarrollo de Liderazgo Tal vez podríamos buscar a Dios para levantar un ejército de ministros y cosechadores para recoger esta gloriosa temporada de la cosecha que nos rodea. La lista incluye el desarrollo de nuevos líderes emergentes, y para fortalecer nuestros actuales lideres. También mientras oramos aquí en los Estados Unidos nos uniremos al movimiento Despertar de América (Awakening America) que está presidido por el Obispo William Wilson. Material de información sobre el despertar de América temporada de ayuno pueden ser fácilmente encontrados en su sitio Web o poniéndose en contacto con el Centro Internacional de Renovación Espiritual. No estamos solos en esta temporada de la búsqueda. Muchos otros ministerios han sentido el mover del Señor en sus corazones a buscar de Él a principios de este año de ministerio. Vamos a recordar la promesa de Dios por Jeremías mientras nos unimos para este Ayuno a Despertar 2009: “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.” Mientras buscamos juntos a Dios espero grandes y poderosos cosas de parte de Dios. (Vía: Páginas Internacionales | traducción por VisionAhora.com)